Himandhoo Island

1607 Views 0 Comment

Captura de pantalla 2017-03-04 a las 16.10.51

Himandhoo se encuentra en el Alif Alif Atoll, a 89.49 km de Malé. Cuenta con unas dimensiones de 0.750 km por 0.425 km. Y si buscáis en Wikipedia esto será lo que encontraréis: ”Himandhoo (Dhivehi: ހިމެންދޫ) is one of the inhabited islands of Alif Alif Atoll. Small number of people who are friendly, helps each other and great island for spending holidays”. 100% verdad.

Para nosotros el comienzo del viaje fue en esta isla. Himandhoo es una de las islas menos habitadas de Maldivas, viven aproximadamente unas 596 personas. Algunos locales nos habían hablado muy bien de ella por la gente y porque aquí todavía no había llegado el turismo como a otras islas, de hecho estrenamos nosotros el guesthouse. El recibimiento fue increíble, con collares y cestas de flores, cocos con agua fresca, fotos…una pasada. Estaban súper felices de que fuéramos a su isla, y nosotros de estar allí.

19
Llegamos al atardecer, cuando las luces sacaban lo mejor de cada rincón y los pájaros y los loros cantaban por todas partes (podéis escucharlos en el video). Abdulla, el encargado, que es un hombre maravilloso y súper educado con el que hablamos mucho por Facebook e incluso los padres de Julio van para allá este abril, vino a recogernos al barco. Nos enseñaron el guesthouse, la isla y después nos hicieron algunas fotos para poner en Booking.

9Julio y Abdulla.

·Alojamiento: MarinaBay Villa Himandhoo
·Precio por noche:

Como os decía, podemos presumir de haber estrenado el hotel MarinaBay Villa Himandhoo  😍 El hotel es pequeño pero muy acogedor , es un chalet de 3 habitaciones con una terraza preciosa delante para desayunar y un jardín con una ducha varias tumbonas detrás, todo ello con suelo de arena. Es genial refrescarte ahí antes de comer.

1

3

2

Estar en este hotel para nosotros fue como estar en nuestra casa, literalmente. Estábamos solos porque ellos se iban a dormir a su casa y por la mañana volvían para preparar el desayuno. Así que teníamos la casa entera para nosotros. Sin embargo este año han ido los padres de Julio y tenían todas las habitaciones llenas e incluso personas esperando para comer ahí, así que estaban un poco saturados. Tuvimos suerte entonces.

En esta isla comimos súper bien, las raciones eran muy abundantes y las comidas muy variadas.

Para desayunar siempre había fruta fresca y zumo, tortilla, tostadas…
1

y para comer y cenar siempre preparaban cosas diferentes; pescado, brochetas de pulpo con verduras, noodles… siempre muy picante, así que recuerda avisar si no lo toleras bien.

1

1
Nos costó hacerles entender que no queríamos ser servidos como clientes normales, les explicamos que queríamos estar con ellos, comer con ellos y cocinar juntos incluso, en resumen, queríamos disfrutar de su compañía. Al principio no lo podían entender pero al final se morían de risa porque Marina se metía en la cocina con ellos y les preguntaba muchas cosas o se ponía a ayudarles en lo que pillaba. Son tan amables y buena gente…

1

 

¿Qué hacer en Himandhoo?

Himandhoo, como el resto de las islas Maldivas, es para disfrutar del buceo, la pesca y de la paz que nos ofrecen sus playas y atardeceres en el jet.
El hotel tiene kayaks en la playa que puedes coger de forma gratuita, y nosotros de vez en cuando los cogíamos y nos dábamos algún paseito por la laguna temprano antes de que el sol apretase. La playa de bikini beach es muy pequeña y los corales están muy lejos como para ir nadando, así que nosotros contratábamos una excursión para que nos llevaran en una barquita a ver tortugas y corales en otras zonas un poco más alejadas pero más bonitas.

Aunque son 35€ por persona, merece la pena porque ves un montón de vida y es impresionante disfrutar de las tortugas tranquilamente, sin turistas. Están tan tranquilas que no se asustan, no huyen, puedes nadar con ellas relajadamente. Esta excursión es muy recomendable porque si no, te puedes llegar a aburrir de tanta tranquilidad. Es una forma de mover y ver cosas. Nosotros llegábamos con un hambre voraz de esta excursión, nos echábamos una siesta con el aire acondicionado y después, al atardecer, nos íbamos a pescar con Abdulla.1

Por las tardes recomendamos hacer el ‘Sunset fishing’. Por el mismo precio que las excursiones te llevan con la barca a pescar al atardecer. Impresionante encontrarte en medio de la nada en un bote tan pequeñito, rodeados tan solo de algunas pequeñas islas y el espectáculo no ha hecho más que empezar. El sol se va escondiendo mientras te regala colores espectaculares…

1

, los peces empiezan a picar a lo bestia …

1

e incluso un tiburón se comió la mitad de mi pez mientras lo sacaba.

1

Altamente recomendable esta experiencia. Además durante la vuelta tuvimos la suerte de ver el plancton luminiscente.

La guinda final la ponen los deliciosos dulces típicos de allí que puedes encontrar en los dos ‘barecitos’ que hay en la isla. A nosotros nos encantaron.

1

2

 

………………………………………………….Sweet!

 

 

 

 

 

error: Content is protected !!